/ noticias

INTEL

Intel pagará 1.060 millones de euros de multa

La compañía abusó de su posición dominante entre 2002 y 2007 y ya se ha resuelto la sentencia a favor de las empresas perjudicadas.

Carolina Avedano

13 de Junio de 2014

El Tribunal General de la Unión Europea (TJUE) ha confirmado hoy jueves 12 de junio, la multa que Intel tendrá que pagar: 1.060 millones de euros. Esta cifra, la más alta de la historia, ha sido discutida desde 2009, cuando la Comisión Europea acusó a Intel por abusar de su posición dominante para tratar de expulsar a sus rivales, especialmente a AMD, del mercado de microprocesadores entre 2002 y 2007.

Este juicio lleva en marcha desde 2009

Este juicio lleva en marcha desde 2009


Intel interpuso un recurso al respecto, pero la sentencia lo desestima en su totalidad, alegando que se ha constatado que Intel había recurrido a prácticas ilegales como fuertes descuentos e incluso pagos a fabricantes de ordenadores como Acer, Dell, HP, Lenovo o NEC para que no utilizaran microprocesadores de otras marcas, como AMD. También, en un acto de competencia desleal, sobornó a Media Markt para que vendiera sólo ordenadores equipados con microprocesadores Intel.

Es la multa más cara de la historia


En la sentencia impuesta, el Tribunal concluye que 'la Comisión demostró jurídicamente la existencia de los descuentos por exclusividad y de las restricciones manifiestas analizados en su decisión'. Y que el caso de Media Markt 'restringía la competencia por su propia naturaleza'.

Además, los jueces consideran que 'la Comisión demostró que Intel trató de ocultar el hecho de que sus prácticas eran contrarias a la competencia y que esta empresa llevó a cabo una estrategia de conjunto a largo plazo que pretendía cerrar a AMD el acceso a los canales de venta más importantes desde el punto de vista estratégico'.

En su defensa, Intel alegaba que la Comisión Europea no ha demostrado que los acuerdos de descuento de Intel se sometieran a la condición de que sus clientes adquirieran solo sus microprocesadores. Tampoco consideraba que hubiera pruebas de una estrategia a largo plazo para excluir a sus competidores y aseguraba que el procedimiento del Ejecutivo comunitario vulneró su derecho a la defensa.

Finalmente, el Tribunal señala que 'ninguna de las alegaciones formuladas por Intel permite concluir que la multa impuesta sea desproporcionada', ya que sólo equivale al 4,15 % del volumen de negocios anual de Intel.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios