/ noticias

Ciudadanos exige a Rajoy que convoque elecciones anticipadas
Internet Explorer

Internet Explorer cumple 20 años

En agosto de 1995 Microsoft sacaba el navegador como parte de un add-on de Microsoft Plus! para Windows 95.

Sara García Rizzotto

17 de Agosto de 2015

'Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz, te deseamos Internet Explorer...', posiblemente nadie esté cantando eso ni desee hacerlo, pero lo cierto es que hoy el navegador más famoso y también más desprestigiado de toda la historia de Internet cumple veinte años.

En 1995, cuando la conexión a la red se hacía a través de aparatosos módems y hablar por teléfono y navegar eran acciones imposibles de realizar al mismo tiempo; Microsoft lanzaba por primera vez Internet Explorer. Lo hacía como un add-on dentro de kit de inicio en Internet de Microsoft Plus para Windows 95, que tenía en aquel momento un precio de 49 dólares - aproximadamente, un poco más de 6.000 pesetas de las de entonces, unos 36 euros actuales sin ajustar la inflación- . De esta forma, la empresa de Bill Gates buscaba competir con el navegador principal de aquel entonces, Netscape Navigator.

Así lucía IE en su primera versión de 1995

Así lucía IE en su primera versión de 1995


La época de gloria


Pocos meses después de su salida, la compañía de Redmond sacaba de forma gratuita la segunda versión de Internet Explorer y, en los años siguientes sacó la tercera y cuarta; sin muchas novedades, siendo sus características más avanzadas la del historial y poder guardar páginas en favoritos. Para entonces, muchas empresas empezaban a quejarse de que Microsoft estaba utilizando Windows para ejercer 'el equivalente humano de nepotismo, promocionando Internet Explorer a partir del monopolio de Windows'. Microsoft decía que 'Internet Explorer era inseparable de Windows', e incluso el Departamento de Justicia de Estados Unidos estuvo envuelto en una queja sobre el comportamiento 'antideportivo' de la empresa tecnológica.

De esta forma, dio comienzo la primera guerra de navegadores, en la que el cofundador de Netscape, Jim Clark, comparó a Microsoft con la Estrella de la Muerte de 'La Guerra de las Galaxias'. Jim Barksdale, el CEO de la misma compañía, aseguró que aquella iba a ser una pelea de perros, pero que Netscape 'tenía a Dios de su parte'.

Sin embargo, parece que Dios no debía compartir la misma opinión o quizás le molestó no ser consultado sobre sus simpatías, porque para el final de la década de los noventa a Microsoft le salía rentable invertir cada año más de 100 millones de dólares en Internet Explorer y para 2002 este navegador poseía el 95% de la cuota de mercado.

El comienzo del fin


Sin embargo, poco a poco la situación empezó a decaer. Y es que tan seguro estaba Microsoft de la posición afianzada de su navegador que la compañía parecía preocuparse más bien poco de hacerlo evolucionar. Así, se fue quedando estancado y navegadores emergentes, como Opera y Firefox empezaron a amenazar el reinado de Internet Explorer. Además, cuando los usuarios comenzaron a quejarse de la lentitud con la que la empresa de Redmond sacaba los parches para el navegador, el equipo encargado del mismo se limitó a contestar en su blog que el tiempo que se tomaban no era más que el necesario para testear un mínimo 234 instalaciones que se sacaban en cada actualización de seguridad y comprobar que todas funcionaban a la perfección.

Cualquier usuario de Internet Explorer ha vivido esta imagen al menos una vez

Cualquier usuario de Internet Explorer ha vivido esta imagen al menos una vez


El odio hacia Internet Explorer y sus cada vez más deficiencias se iba haciendo más patente en Internet. En 2011, 10 años después de su salida, Internet Explorer 6 alcanzaba la décimo primera posición en la lista de los '50 peores fracasos de la historia de la tecnología'. Entre los diseñadores gráficos, era legendaria la cantidad de frustración que intentar utilizar Internet Explorer suponía, ya que no soportaba bien la segunda versión de CSS, daba problemas con la transparencia alfa en imágenes en formato PNG y, por supuesto, se quedaba pillado cada dos por tres; entre otros muchos fallos.

Y a pesar de que lo dijera el equipo encargado de las actualizaciones del navegador, con el tiempo Internet Explorer también pasó a la lista negra de aquellos especializados en seguridad informática. En 2014, el US-CERT, la organización encargada de la seguridad tecnológica dentro del Departamento de Seguridad Nacional estadounidense, aconsejó a todos aquellos usuarios que aún seguían utilizando Windows XP que 'se deshicieran de Internet Explorer e instalaran otro navegador'. Para aquel año, la cuota de mercado del navegador había caído hasta el 47.77%.

Hola, Edge


Ahora, tras años de ser el blanco de las más crueles burlas de la comunidad de Internet, parece que Microsoft quiere olvidar Internet Explorer y todo su legado remplazándolo con Edge, el navegador que ha sacado junto al ya increíblemente popular Windows 10, y que según las últimas opiniones parece que ha superado con creces a su infame hermano. Para los más nostálgicos, cabezotas o simplemente masoquistas, sin embargo, IE 11 sigue disponible para el nuevo sistema operativo.

A pesar de todo, de todos los minutos y horas perdidas esperando a que cargase una página, de todas las vulnerabilidades de seguridad, de las caídas, de las limitaciones...¡Feliz cumpleaños, Internet Explorer! (Pero no cumplas muchos más).

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios