/ noticias

COSAS DE LA VIDA

Una anciana reza por error a una estatua 'League of Legends'

Desde China nos llega una historia curiosa y cándida, pues esta anciana ha confundido la enorme estatua de 'League of Legends' con vete tú a saber qué.

Sergio Carlos González Sanz

09 de Abril de 2016

Hay coas que son ver para creer. Los aficionados al mundo del videojuego somos conscientes de que. En ocasiones, el fanatismo pasa líneas que deberían ser infranqueables, pues el respeto y la tolerancia deberían estar a la orden del día. Pero no se le pueden poner vallas al campo, y mucho menos en Internet, aunque en ocasiones nos dé mucho miedo lo que vemos ahí fuera.

Esta vez toca viajar a China, un país donde todo puede pasar debido a la cantidad de millones de personas que residen en ese enorme territorio. Pues bien, una anciana se ha hecho viral por las redes debido a una situación realmente sorprendente, sencilla y llamativa a partes iguales, pues con toda su inocencia se arrodilló para encender un poco de incienso y rezas plegarias ante una estatua. Hasta aquí todo bien, todo en su punto de normalidad.

Silencio, se reza


El problema viene cuando nos damos cuenta que el juego 'League of Legends' es jugado por millones de jóvenes en todo el país hasta el punto que el número de profesionales es tremendamente elevado; la marca de Riot se ha hecho de oro en el país chino, donde amasan cada vez más y más billetes. Esto ha permitido y provocado que sea hasta en las calles donde se sitúen estatuas de algunos de los héroes de 'League of Legends'.

Cosas que pasan.

Cosas que pasan.


Fuente imagen: Gizmodo

La anciana que nos acompaña hoy, sin saberlo, estaba rezando a una estatua de Garen, uno de los héroes más reconocibles del juego multijugador masivo online del que os hablamos. La estatua es enorme, impone, sorprende. Si no estamos familiarizados con el juego y tenemos una edad considerable donde las preocupaciones se centran en cosas más importantes, es normal que la persona que confundió a esta estatua tuviese este inocente acto.

La figura reside en una enorme urna transparente en la entrada de un cibercafé. No sabemos si fue realmente intencionado o si fue un acto cándido, pero todo apunta a lo segundo. En cualquier caso, no hubo nadie molestándola en ese momento, así que esperemos que la mujer se fuese tranquila a casa y con la conciencia en paz, ya que no hizo nada malo. Curioso, eso sí.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios