/ noticias

REESTRUCTURANDO

Lenovo despide a 3200 empleados para volverse más eficiente

Debido a una bajada en los beneficios de un 50%, el CEO de Lenovo tomará dos medidas para la eficiencia de la compañía: el despido de 3200 empleados y dejar la división móvil en manos de Motorola.

Jaime López Rodríguez

13 de Agosto de 2015

Los beneficios han estado bajando en picado para Lenovo que, en comparación al último año, ha descendido en tan solo tres meses un 50%. Los directivos acusan esta bajada a la espera de muchos por la salida de Windows 10 que, al ser gratis, ha disminuido la venta de ordenadores. Pero en realidad el negocio de los terminales portátiles solo representa un 7% de la caída, con lo que, a todas luces, necesitan cambiar algo para seguir funcionando. Así lo ha decidido estos días Yang Yuanquing, CEO de la compañía, al avisar que tomaría medidas drásticas para convertirse en una compañía más eficiente. Y el primer paso para ello es una reducción de plantilla que ha llevado al despido de 3200 empleados -de unos 64.000, un 5%- que solo es el precedente para sus dos siguientes objetivos: imponerse en el mercado de los ordenadores y reestructurar su división de telefonía.

Lenovo compraría Motorola para incorporarlo a su división de smartphones

Lenovo compraría Motorola para incorporarlo a su división de smartphones


Aun con pérdidas, parece que su primer objetivo va viento en popa. En este último año su presencia en el mercado de ordenadores ha crecido un 1'3% con lo que -aun lejos de llegar al 30% deseado por Yuanquing- se colocan en el 20'6%. Un dato curioso teniendo en cuenta la bajada de beneficios y de venta de sus existencias ya que, en esencia, muestra un declive general de la venta entre todas las compañías este año. Aun así, y dividiendo esfuerzos, parece que el desarrollo de tablets ha mejorado los números -sorprendentemente- y se han convertido en el tercer fabricante de este tipo de dispositivos con un 5'8% de cuota de mercado. Aun así, la especialización que desea Yang Yuanquing se va a llevar a cabo, centrando sus esfuerzos en los ordenadores personales -lo que le da nombre a Lenovo- y aparcar a un lado a los smartphone que, en esencia, no se está gestionando muy bien.

Dándole las riendas a Motorola


Motorola, que un día perteneciera a Google, fue vendida a Lenovo para que se convirtiera en su división móvil. Pero, en vez de especializar sus ventas dedicando cada compañía a lo que mejor sabe hacer, prácticamente se solaparon y trabajaron por separado en sus mercados. Más de 16 millones de smartphones colocados en el mercado de los cuales poco menos de la mitad son en realidad de Motorola. Muchos de estos, además, se solapan en precio y característica y se hacen la competencia con lo que, finalmente, Lenovo ha decidido reducir el catálogo y dejarlo todo en manos de Motorola. Una reducción de gastos y, al final, una optimización de los beneficios. Teniendo en cuenta la creciente competencia de las nuevas empresas china y el poder de Apple y Samsung a nivel global, cada paso y cada porcentaje cuenta en la carrera por el liderazgo móvil.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios