/ noticias

ANÁLISIS

El lento sueño de la fibra de Google

Cuatro años y medio después de anunciar el servicio, el despliegue de Google Fiber sigue limitado a un par de barrios en dos ciudades de tamaño mediano en Estados Unidos.

Diego López

03 de Agosto de 2014

Fue un 11 de febrero de 2010 cuando Google hizo otro de esos anuncios revolucionarios que la compañía llena de boato: Google Fiber, la llegada de conexiones de fibra óptica made in Google a la puerta de tu casa que prometían velocidades desorbitadas a precios económicos.

Google Fiber se presentaba con tres opciones: un modelo gratuito para toda la vida con 5 Megas de bajada y 1 de subida a cambio de 300 dólares de instalación y otros dos con internet a 1 Gb por 70 o 120 dólares en función de si deseabas contratar canales de televisión o no.

Con un anuncio así fueron muchos los que se frotaron las manos y aguardaron noticias de cuándo Google Fiber llegaría a su cuidad. Cuatro años y medio después, la realidad es tal vez muy distinta de cómo muchos la imaginaban. La supuesta amenaza de Google Fiber a las telecos tradicionales sigue sin existir mientras que el servicio apenas llega a algunos barrios de dos ciudades de tamaño medio: Kansas y Provo.

Google Fiber: cronología de un muy lento despliegue


11 de febrero de 2010: Google anuncia por sorpresa su programa Fiber para cablear de fibra a Estados Unidos ofreciendo conexiones de 1Gbps a cada hogar a precios asequibles. Ese mismo día, abre la candidatura para elegir ciudades piloto a la par que prepara un pequeño programa en un barrio de Palo Alto, cerca de las oficinas centrales de la compañía.

30 de marzo de 2011: Más de un año después del anuncio inicial, Google desvela el nombre de la ciudad elegida para debutar con Google Fiber: Kansas. Ese día comienza a buscar clientes organizados en 'fiberhoods' con la intención de planificar el despliegue de fibra: sólo realizará la instalación en aquellos barrios con un número suficiente de clientes que se apunten al programa.

9 y 17 de abril de 2013: Mientras Google aún continúa desplegando la fibra en Texas, anuncia ya el nombre de las dos siguientes ciudades en conseguir la fibra: Austin, en Texas, y la ciudad de Provo con poco más de 100.000 habitantes.

Los planes de Google Fiber

Los planes de Google Fiber


19 de febrero de 2014: Coincidiendo con el cuarto aniversario del anuncio del servicio, Google publica una lisa de nueve áreas metropolitanas (que aglutinan a 34 ciudades) como posibles candidatas para explorar el despliegue de fibra en ellas. Entre las ciudades se encuentran Phoenix (Arizona), San José, Mountain View y Palo Alto (California), Atlanta (Georgia), Charlotte (Carolina del Norte), Portland (Oregon), San Antonio (Texas), Nashville (Tennessee) y Salt Lake City (Utah).

El estado actual de Google Fiber


Anque Google comenzó a realizar las primeras instalaciones de fibra a mediados de 2013, el número de ciudadanos con acceso al servicio es todavía ínfimo. La compañía cerró las nuevas altas incluso en aquellos barrios en los que ya tenía disponible el servicio para terminar instalaciones y resolver problemas técnicos.

Ha sido ahora cuando ha reabierto las solicitudes, que se encuentran de la siguiente manera:
- Dos zonas de Kansas pueden solicitar el servicio antes del 7 de agosto, mientras que otra zona puede pedirlo hasta el 12 de septiembre
- Tres barrios de la ciudad tendrán fibra entre finales de este año y 2015
- Otros tres barrios periféricos de Kansas siguen en construcción y la fibra no llegará hasta 2016
- Todas las zonas de Provo con cobertura pueden solicitar el alta hasta el 20 de septiembre
- Austin es la tercera lista en los planes de Google pero ni siquiera tiene todavía fecha aproximada de despliegue
- La empresa sigue estudiando detalladamente las candidaturas de las otras ciudades para decidir cuál será la siguiente, pero por ahora no hay un calendario cerrado.

Google Fiber, ¿sueño o pesadilla?


En 2010, cuando Google anunció los planes de Fiber, Android era un pequeño proyecto de la compañía sin demasiada repercusión. Cuatro años después, el sistema operativo móvil de Google es el más usado y su evolución y despliegue ha sido impresionante. Mientras, en todo ese tiempo, Google apenas ha conseguido instalar algunos millares de fibras ópticas en cuatro barrios de Kansas y Provo.

En estos cuatro años y medio de proyecto, Google ha tenido que luchar contra políticos, lobbys, trabajar la atención al ciente y hacer pedagogía de su nuevo servicio, cosas a las que ciertamente no está demasiado acostumbrada. La realidad es que Google Fiber sigue adelante pero pueden pasar décadas hasta que sea un servicio medianamente extendido en Estados Unidos y con muy escasas posibilidades de salir de allí.

Te puede interesar

Comentarios

1 Comentario

suki2

05/08/2014 23:45

es verdad, van muy lento, parece que no les interesa mucho aumentar nuestra velocidad de internet D: