/ noticias

MALAS VENTAS

LG está en grandes apuros y sufre una restructuración interna

La situación económica de LG no es la deseable y eso está haciéndoles plantear una restructuración a nivel interno.

Sergio Carlos González Sanz

05 de Julio de 2016

La industria del consumo electrónico es como una montaña rusa donde nadie tiene asegurado el puesto. Los contratos indefinidos son cada vez más maleables en esta industria y el compromiso con los usuarios ni mucho menos es fijo, pues como buenos geeks nos vamos moviendo por diferentes marcas y, salvo algunos casos, no nos casamos con nadie. Carne y pescado, al final es como más salimos ganando los usuarios tanto con nuestro bolsillo como con nuestra experiencia, pues tanto Apple como Android, dejándonos de eufemismos, son los que llevan el cotarro y ambas tienen cosas fantásticas que ofrecernos.

El problema es que en Android hay tantísima competencia que es casi imposible destacar sin dejarse algo en el camino. LG es una compañía qu ha disfrutado de una situación privilegiada a lo largo de los últimos cinco años debido a su gran trabajo en el campo de los televisores, pequeño electrodoméstico, audio, smartphones, tablets... La firma surcoreana ha ofrecido siempre materiales de calidad a sus productos, perfectamente acabados y con una imagen limpia, de compañía seria, que es lo que muchos de nosotros buscamos en primer lugar cuando de la compra de un Smartphone se trata, solo por poner un ejemplo.

Se terminó el amor


Pero llegó un día en que LG dejó de enamorar al respetable, y ese día fue principalmente aquel en que los teléfonos chinos empezaron a inundar las webs de medio mundo con precios mucho más asequibles y llamativos que los de la firma de las dos letras, algo que poco a poco les ha ido pasando factura a pesar de que, como decimos, sus terminales tengan poco que ser reprochados. LG ha tenido obstáculos en el camino como los terminales curvos, las pantallas 3D sin necesidad de gafas o ahora el terminal modular como es el LG G5, que no solo está dando problemas en su rendimiento sino que personalmente creo que eso de los módulos no va terminar en ningún sitio. Es solo una sensación, pero no soy el único que lo piensa.

LG

LG


El caso es que tras decenas de estudios de mercado e intentos por salir adelante, en LD la situación es cada vez peor y ahora mismo están en números rojos, algo que no creo que haga falta explicar lo malo que es en una empresa que mueve tantísimos millones de dólares en diferentes países y con tantos empleados al contar con divisiones aquí, allí y en cualquier lugar que se nos pase por la cabeza. ¿El resultado? Despidos. Los empleados, los justos, pagan por pecadores. Esto es así. Pero en esta ocasión la pericia es tan complicada que LG ha tenido que tomar cartas en el asunto de forma consciente y se están produciendo despidos también entre los altos cargos de la compañía, algo que ha pillado por sorpresa a muchos tras crear una oficina de gestión programática, una PGO, con la cual intentarán afrontar lo mejor posible una situación límite, que les ha hecho salir del Top-5 de compañías con mejores ventas en telefonía móvil y que les está haciendo ver cómo la tendencia de la gráfica es a ir a menos.

¿Y ahora qué?


El LG G5 no ha funcionado, con solamente 2.2 millones de dólares en beneficios frente a los 3 millones que se esperaban en la firma asiática. No tienen claro si se debe a un problema en el modelo de publicidad o qué ha podido pasar, pero creo que lo primero que tienen que ser conscientes es de que tienen un problema a la hora de vender sus mejores productos, quizá por la estrategia comercial en Europa o simplemente por no llamar la atención tanto como lo hacen Huawei y Samsung. LG tiene que mover ficha, y desde los altos cargos de la compañía están ya restructurando la empresa de arriba abajo para que, de cara a 2017, intenten remontar el vuelo.

Fuente

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios