/ noticias

STARTUPS

Los emprendedores, la nueva burbuja

No todos los jóvenes que emprenden se hacen ricos, no todos los planes de negocio se cumplen y triunfan y no todas las nuevas empresas son tecnológicas.

Mateo Rouco

21 de Abril de 2013

Érase una vez un país deprimido económicamente que, ansioso por encontrar alguien que salvase su economía, depositó parte de sus esperanzas en un colectivo de jóvenes, y no tan jóvenes, que soñaban con crear su propio negocio. Ellos, los héroes de ese deprimido país, se llaman emprendedores y hoy están más de moda que nunca.

A ellos se les atribuye la capacidad de convertir los planes de negocio en oro, de crear grandes y fabulosas startups tecnológicas destinadas a transformar el mundo y, lo más importante, ellos son los nuevos 'responsables' de crear empleo. Estas afirmaciones, a veces ciertas y a veces exageradas, se alejan de la realidad. No todos los jóvenes que emprenden se hacen ricos, no todos los planes de negocio se cumplen y triunfan y no todas las nuevas empresas son tecnológicas.

Emprendedores, no es oro todo lo que reluce

Emprendedores, no es oro todo lo que reluce


A pocas semanas de la llegada de la Ley de Emprendedores, que por cierto llega tras una larga espera de casi año y medio, sería bueno preguntarse si existe en España una burbuja de emprendedores. Muchas son las voces que lo tienen claro. Hay burbuja.

El riesgo de emprender


Victor Rodado, cofundador de Upplication, considera que 'hay una burbuja' porque 'a la gente le gusta emprender pero no comprenden lo complicado que es'. Tras mucho tiempo de esfuerzo y trabajo, Rodado destaca que en España 'no hay muestras ni ejemplos simbólicos de fracasos'. 'Falta decir todo lo que pierdes', destaca.

Gene Marks, columnista de la revista Inc., también detecta una burbuja de este tipo en Estados Unidos y señala que la burbuja se identifica cuando 'inversores ignorantes compran acciones sin valor' o cuando 'la gente normal entierra sus ahorros de toda una vida en cosas que simplemente no entienden. Y en vez de haber sido advertidos o ridiculizados, la sociedad les aplaude. Hoy, en lugar de ser dueño de un bulbo de tulipán, lo que está de moda es ser emprendedor'.

José Antonio de Miguel, mentor de startpus, declaraba en una entrevista a un blog especializado que en España 'se está creando una cierta burbuja alrededor del mundo emprendedor derivada de la situación macro de nuestro país'. Este mentor considera que 'se habla sólo de éxito pero detrás de cada éxito hay decenas de fracasos, emprendedores que se quedan por el camino'

Estas y otras voces hablan, en definitiva, de la necesidad de que el emprendedor sea consciente de los riesgos que conlleva emprender y que comprenda que hace falta estar bien formado para llevar adelante una firma. También reclaman una mayor exposición de los casos de fracaso.

Hace unos días, en la inauguración del primer centro de emprendedores de la Comunidad de Madrid, Joaquín Velázquez, subdirector general de emprendedores de Madrid, mencionaba la burbuja y aseguraba que para ser emprendedor 'hay que formarse y olvidarse de la monotarea'.

Apoyar el emprendimiento está de moda


Al lado de Joaquin Velázquez, representantes de BBVA, Repsol y Wayra (Telefónica) comentaban la apuesta de las tres grandes firmas por los emprendedores. El representante de Repsol anunciaba a bombo y platillo que ya se ha ha abierto la segunda convocatoria para presentar proyectos a su nuevo Fondo de Emprendedores destinado a 'a premiar y apoyar el desarrollo de los mejores proyectos empresariales y empresas en proceso de gestación en el campo de la eficiencia energética'.

BBVA aprovechó para anunciar que el próximo mes de junio lanzará un nuevo fondo de inversiones de 20 millones de euros destinado a apoyar a startups y a emprendedores. Y Telefónica detallaba el éxito de Wayra, su aceleradora de empresas. El mensaje estaba claro: las grandes apoyan a las pymes.

Por los pasillos del primer centro de emprendedores de Madrid había inversores que reconocían que en España 'faltan business angels y fondos de inversiones' lo que hace que sea muy difícil levantar dinero. También había emprendedores haciendo largas colas para ser asesorados por expertos de la Comunidad de Madrid, tenían muchas dudas.

Ignacio González, presidente de la Comunidad, aprovechaba para sacarse una foto con la gente de moda, mientras representantes de diferentes organismos públicos, escuelas de negocios y programas para emprendedores repartían información sobre su trabajo al tiempo que promocionaban sus firmas y reclutaban emprendedores.

Su apoyo, parte para favorecer su imagen y parte por convicción, es bueno siempre y cuando analicen a fondo los proyectos de cada emprendedor, les trasmitan los riesgos que conlleva emprender, el esfuerzo diario que requiere, las probabilidades de fracaso que existen, la formación que se necesita, la dificultad de levantar fondos en España y la posibilidad de que un día emprender deje de ser 'cool' y el apoyo se evapore.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios