/ noticias

ÉPOCA DE CAMBIOS

Nikon ve bajar sus cifras y señala al mercado de los smartphones

Nikon cerrará próximamente una fábrica debido al descenso de la demanda. ¿Deben los fabricantes buscar nueva estrategia comercial?

Guillermo Nieva

01 de Noviembre de 2017

Los tiempos en los que podíamos hablar de que Nikon salta la banca con su próxima D850 parecen haber quedado atrás. La compañía especializada en cámaras afronta un duro período en el horizonte, una época que ahora nos deja el cierre de una de sus fábricas en Asia.

Y es que cuando la demanda baja, la producción también debe bajar. Si no quieres que te pase como a Snapchat y su acumulación de gafas Spectacles, debes escuchar a tu público, un público que ahora parece decantarse claramente por las cámaras digitales a bordo de los dispositivos móviles.

Nikon afronta reestructuración


Ya es oficial que próximamente echará el cierre una de las fabricas de Nikon en Asia, lo que nos lleva a pensar que el descenso de demanda está siendo considerable. El gran público prefiere las cámaras integradas en otros dispositivos tecnológicos porque son más baratas y también más sencillas de usar, puesto que los usuarios suelen optar por ajustes preestablecidos.

A Nikon le toca reinventarse

A Nikon le toca reinventarse


Es cierto que la calidad ofrecida por las fotos tomadas con un smartphone aún no puede competir con la calidad que ofrecen determinadas cámaras DSLR más sofisticadas, pero tal y como indican en SlashGear, solo podemos hablar por el momento, ya que la mejora en áreas como la fotografía en baja luminosidad es notable y promete mucho de cara al futuro.

Pero además de acotar su oferta de cámaras digitales, Nikon también debería empezar a pensar en poner el ojo en otros sectores o áreas del mercado. Del mismo modo que la empresa se suma a la lucha contra la diabetes, sus conocimientos en el campo de la imagen le pueden servir a la compañía para ganar mercado y diversificar su oferta en otros sectores.

Además de abrir horizontes, Nikon debería hacerlo rápido. La propia compañía ha presupuestado en un 24 por ciento la bajada de ventas procedentes de sus dispositivos de gama baja, lo que fácilmente se puede entender como la pronta necesidad de introducir cambios.

El cierre de la fábrica en Asia dedicada a cámaras compactas y cámaras de baja gama nos da una pista sobre hacia dónde puede desplazarse el futuro mercado de Nikon. Poner el punto de mira en el sector de los profesionales podría terminar siendo una óptima solución.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios