/ noticias

ACUERDO CRUCIAL

Nokia se prepara para convertirse en un pez gordo

La compañía finesa finaliza la absorción del grupo Alcatel-Lucent y mira al futuro con esperanzas de volver a ser alguien importante en el sector móvil.

Guillermo Nieva

06 de Enero de 2016

La empresa finlandesa Nokia está empezando el año 2016 cumpliendo un objetivo que la debería transformar en una de las grandes gigantes del sector de las telecomunicaciones. La firma ha obtenido por fin la aprobación del mercado francés para hacerse con la empresa Alcatel-Lucent. La operación se anunció el pasado mes de abril pero no ha podido hacerse efectiva hasta el pasado lunes, un día en el que también hemos conocido que la suma de la compra asciende hasta los 15.600 millones de euros.

Según hemos podido saber, a partir del próximo día 14 de enero los equipos de ambas compañías comenzarán a trabajar codo con codo y en la misma dirección, constituyendo así un nuevo gigante de telecomunicaciones con mucho poder en el mercado.

Un acuerdo de gran proyección

Un acuerdo de gran proyección


Tras la operación, Nokia pasará a tener el 79 por ciento de las acciones de Alcatel-Lucent. La absorción de Alcatel, que opera en más de 130 países, le servirá a Nokia para alcanzar un nivel competitivo frente a otros de sus potenciales rivales como pueden ser la firma Ericsson de Suecia o la empresa Huawei en China.

Ambición absoluta


Ahora Nokia y Alcatel deberán moverse rápidamente y jugar bien sus cartas. Así lo ha declarado el CEO de Nokia, Rajeev Suri, declarando que 'tendremos recursos de investigación y desarrollo, los cuales nos permitirán liderar el mundo en lo que se refiere al desarrollo de la próxima generación y servicios tecnológicos'. No es nuestro trabajo analizar el excesivo optimismo del Presidente de Nokia, aunque conocemos también cómo deben ser los discursos de los directivos.

Nokia también ha querido informar de que la nueva fusión no significará que dejarán de mirar atrás y empezarán de cero. Más bien continuarán con algunos de sus proyectos ya en marcha como pueden ser la cámara de realidad virtual Ozo o N1, la primera tableta de Nokia con sistema Android incorporado.

Parece que poco a poco Nokia va recuperando la senda del camino que una vez la llevó al éxito. Algunos no lo recordarán, pero hubo un día en el que tener un Nokia era sinónimo de tener uno de los mejores móviles del mercado. Y no, no había iPhone ni leches.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios