/ noticias

A FONDO

Note 4 y Gear S las últimas joyas de Samsung

Analizamos las características de los dos últimos productos más emblemáticos de la conocida empresa coreana. Un reloj inteligente verdaderamente útil y un phablet cuya pantalla ridiculiza a las de la competencia.

Alberto Duque Iglesias

24 de Noviembre de 2014

El nuevo dispositivo phablet de Samsung viene pegando fuerte. Note 4 ya ha enamorado a la crítica al proclamarse como el terminal con mejor pantalla del mercado, aunque también destaca por otros aspectos de su hardware. Según el sitio DisplayMate, la pantalla Amoled de Samsung Galaxy Note 4 tiene una puntuación por encima de la que registran el Ipad Air 2, Iphone 6 Plus y Galaxy Note 4, excepto en la precisión de salida del color azul pero aún así ostenta una buena calificación. Presenta unas dimensiones de 5'6 pulgadas ideales para hacer uso del nuevo S Pen que también ha sido dotado de nuevas y útiles características. Su sistema Air View permite previsualizar los contenidos de nuestro terminal sin tocar la pantalla, algo verdaderamente útil en el caso de los eventos del calendario o las imágenes del álbum de fotos. Por descontado, se le han añadido y mejorado una serie de comandos gestuales que hacen la navegación mucho más intuitiva y se ha perfeccionado la precisión en el reconocimiento de carácteres. Es en Note 4 donde los usuarios van a empezar a descubrir la verdadera utilidad de este gadget.

Fluidez para la navegación


Aunque por sus dimensiones cualquiera diría que la gama Note cubre las necesidades de un público objetivo muy concreto, pero con el paso del tiempo se ha convertido en un emblema de la compañía. En lo referente a su último terminal, es posible que el precio de salida al mercado de 749 euros desencante a los consumidores en un sector en el que es posible encontrar otros productos de carácter sustitutivo con prestaciones muy competitivas. No obstante, los acabados y el hardware del Galaxy Note 4 justifican en mayor o menor medida su precio. Su procesador Qualcomm Snapdragon Quadcore a 2,7Ghz . la memoria RAM de 3Gb y su procesador gráfico GPU Adreno a 600Mhz juegan un papel clave en la fluidez con la que trabaja el S Pen en la pantalla Quad HD SuperAMOLED de 1440x2560 píxeles. Su batería de 3220mAh es extraíble por lo que, a pesar del deterioro que puede provocar el consumo de sus componentes internos, tenemos la posibilidad de cambiarla por una nueva. La cámara trasera que lleva equipada es de 16 megapíxeles con sensor Sony IMX240, autofocus, flash led y estabilizador de imagen. Sus son bastante respetables pero no terminan de explotar la verdadera capacidad de su pantalla a la hora de visualizar la imágenes.

Los materiales de fabricación son excelentes pero cabría esperar más prestaciones

Los materiales de fabricación son excelentes pero cabría esperar más prestaciones


Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Uno de los aspectos más criticados de Galaxy Note 4 es que no viene con Android 5.0 Lollipop preinstalado, sino con Android 4.4.4 con interfaz Touchwiz. Por suerte es actualizable, pero los seguidores de la empresa coreana no han recibido bien este pequeño detalle. Se compensa con los materiales de fabricación y el ensamblado, otro de los aspectos más laureados de este phablet. La tapa trasera está fabricada en plástico con imitación de piel y cubre un potente altavoz mal ubicado, la lente de la cámara (flash incluido) y un sensor de ritmo cardíaco. Los bordes están biselados en metal con las esquinas redondeadas y la parte frontal, aparte de la impresionante pantalla de la que ya hemos hablado, muestra el característico botón de Home, e integrado en él, un escáner de huellas dactilares.

Un reloj inteligente verdaderamente útil


Ahora pasemos al periférico insignia de la casa. El nuevo Galaxy Gear S presenta una serie de funcionalidades que dejan en la cuneta a sus predecesores. Se presenta como un accesorio con una utilidad real para sus usuarios gracias a su tarjeta SIM con la que, a partir de ahora, podremos realizar llamadas sin necesidad de nuestro terminal principal. De esta forma Gear S se convierte en un dispositivo completamente independiente compatible con redes 3G que además goza de las ventajas estándar. Pantalla SuperAMOLED, giroscopio, GPS, barómetro, sensor cardiaco, sensor UV y sistema operativo Tizen, una alternativa de Samsung a Android Wear que la compañía coreana pretende convertir en el próximo estándar. Este reloj inteligente intenta cambiar el tradicional uso del teléfono, integrándolo en un formato de carácter más antiguo pero eternamente práctico. Otorga elegancia a su portador, embelleciendo la muñeca y atrayendo la atención sobre sus manos, pero al mismo tiempo le permite liberarse del yugo que supone andar sacando y metiendo el móvil del bolsillo para hacer cualquier pequeña comprobación o gestión. La posibilidad de liberarnos de ese incómodo gesto, justifica sobradamente su precio de salida de 399 euros.

La ranura SIM da un giro completo al uso de esta familia de dispositivos

La ranura SIM da un giro completo al uso de esta familia de dispositivos


Su batería de 300mAh ofrece una autonomía decente teniendo en cuenta que no sólo se dedica a mostrarnos la hora y la fecha. Lo que no sabemos es su aguante con el Bluetooth activo aunque es un elemento de conectividad que gracias a la SIM independiente no será necesario activar con tanta frecuencia si descontamos el uso de Gear Circle, los nuevos auriculares inalámbricos. Con ellos, aparte de escuchar, música podremos responder a las llamadas entrantes de las que seremos notificados a través de la función de vibración adicional. Lamentablemente, no es un artículo barato y contando el precio del dispositivo principal, añadir otros 129 euros al trato puede no ser de recibo para el resto.

Te puede interesar

Gadgets relacionados

Comentarios

Sin comentarios