/ noticias

POR SU MAL FUNCIONAMIENTO

Nvidia compensará con dinero a todos los poseedores de las GTX 970

Si compraste una GTX 970, Nvidia te tendrá que dar unos 30 dólares por todos los problemas acaecidos.

Sergio Carlos González Sanz

31 de Julio de 2016

A pesar de que Nvidia sea uno de los espejos en los que la mayoría de compañías intentan mirarse cada año, lo cierto es que no todo es canela en las oficinas de la firma de Santa Clara. Desde California se ven las cosas de otra manera, pero algunos usuarios sufren desde sus casas cómo los de Jen-Hsun Huang no están dando la talla con uno de los modelos más aclamados en momento por cómo ponía aptas arriba la gama a la que pertenece. Así las cosas, la GTX 970 se ponía hace unos meses en tela de juicio por no funcionar como debía, básicamente. Y es que no es necesario hacer las cosas sino simplemente como se deben para que los usuarios estén calladitos disfrutando de sus videojuegos, que es al fin y al cabo lo que buscan -buscamos- cuando nos hacemos con una nueva gráfica pensando que nos va a durar al menos tres o cuatro años, una respuesta a las consolas de nueva generación.

30 dólares... ¿en serio?


El problema viene cuando la compañía intenta no solo hacer la vista gorda sino ocultar los problemas de la Nvidia Geforce GTX 970, pues ahí se le está faltando el respeto a los uaurios, quienes ni mucho menos merecen un trato que sea menor al de una compensación por los daños recibidos. Y es que no es necesario ir de mártir, simplemente ponerse en lugar del poseedor de este producto: imagina que compras una Nvidia Geforce GTX 970 y, tras una semana de uso, empiezas a tener problemas de compatibilidad, que los 4 GB que te prometían eran en realidad [b]3.5 GB y que la velocidad deja muchísimo que desear[/b]. Al no devolverte tu dinero completamente por estar ya instalada y por ende usada, te toca -como se suele decir vulgarmente- comerte los mocos. Tal cual.

GTX 970

GTX 970



Por suerte, la insistencia esta vez ha sido masiva al tratarse de un modelo comprado por decenas de miles de usuarios, y Nvidia va a compensar al menos a todos los usuarios del producto en los Estados Unidos, con 30 dólares por cada unidad que posea el afectado.

¿Cómo empezó todo?


Toda historia, sea con un final feliz o de aquellos que nos hacen llorar eternamente, tiene un principio, y en este caso nos toca remontarnos a hace ya año y medio. Personalmente recuerdo cómo sucedió todo allá por enero de 2015, cuando toda la comunidad 'pecera' estaba ilusionada con la llegada de la Nvidia Geforce GTX 970. Esos 4 GB de RAM no lo eran tanto, sin embargo. Puede parecer una tontería, pero eliminar 500 MB implica que un 12.5% de lo que te prometieron no está por ningún sitio, y eso no se traduce en un 12% menos de velocidad precisamente, sino que en muchos equipos los problemas de rendimiento alcanzaban hasta el 80% de lentitud, lo cual era una auténtica vergüenza. Pero como guinda para este dudoso pastel tenemos que la gráfica en realidad tenía más secretos: sus ROPS y memoria de caché prometidas por Nvidia eran también menores. Vamos, que lo de la publicidad engañosa está aquí descrita como en un manual.

Todos los que pudieron, que no fueron demasiados, devolvieron las gráficas. Algunos incluso interpusieron querellas de manera inicialmente en balde, pero creo que al final Nvidia ha tenido que torcer el brazo más que por voluntad, la cual no se ha mostrado en ningún momento, por vergüenza para no ensuciar todavía más la imagen de los poseedores de una tarjeta gráfica que no es precisamente barata. Todos estos inconvenientes le van a costar a Nvidia por las disputas legales más de 1.300 millones de dólares. Una de las tarjetas más vendidas de la historia reciente de Nvidia les va a salir también como una de las más caras de su casi impoluto historial. Curiosa historia.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios