/ noticias

ONEPLUS

El número de pantallas defectuosas del OnePlus 3 empieza a ser alarmante

OnePlus queda en evidencia ante sus usuarios por la gran cantidad de pantallas afectadas actualmente.

Sergio Carlos González Sanz

02 de Julio de 2016

Algo pasa con el OnePlus 3. Estamos hablando posiblemente del mejor teléfono en relación calidad precio de los últimos seis meses, el etiquetado por tanto crítica como comunidad como flagship killer, pero por algún motivo los ingenieros de OnePlus y los fabricantes no han conseguido dar con el clavo y hay varios problemas que están haciendo que corran ríos de tinta por los foros de medio mundo, pues portales tanto chinos como anglosajones y españoles incluso coinciden en una cosa: el OnePlus 3 no está saliendo nada bien. Podríamos pensar que se trata de un error de fabricación en los primeros modelos, y de hecho queremos confiar que se deba únicamente a eso, pero hay ya tantos casos que la situación empieza a ser alarmante y la pérdida de confianza es un hecho. ¿Qué es lo que sucede con el OnePlus 3?

El problema se bifurca en varios puntos. En primer lugar tenemos la pantalla. Como bien sabéis, el OnePlus 3 no ¡incorpora un panel IPS, algo a lo que nos tenían acostumbrados desde la primera generación con la que se inauguraron en el mercado allá por 2014 tras la fundación de la empresa un año antes. La pantalla del OnePlus original era buena, con una interpretación de los colores más que decente y un comportamiento casi óptimo en situaciones de poica luz o con la luz solar haciendo de las suyas. Por el momento todo bien. Con el OnePlus 2 pasó algo similar: mejores ángulos de visión, más información con una mejor pantalla, tecnología renovada... Pero con el OnePlus X se lanzaron con el AMOLED, y la verdad es que el tiro les salió de vicio al ser una de las pantallas de 5 pulgadas (no de 5,5 como la de sus hermanos mayores) con mejor calidad que podíamos encontrar en esos momentos.

¿Quién tiene la culpa?


Pero con el OnePlus 3 no se quisieron cruzar de brazos y también implementaron una pantalla AMOLED, esta vez no por cuestiones de prueba o de ensayo y error sino por economía, ya que desde comienzos de año es más barato fabricar una pantalla AMOLED que un IPS. Blanco y en botella. El display de este panel está ahora sujeto a muchísimas críticas no porque sea malo, ya que cuenta con una gran resolución y no es precisamente uno de los más baratos, sino porque está tendiendo a convertirse en amarillo con el paso de las horas. ¿Recordáis el problema de las pantallas de los Samsung de hace tan solo un par de años?

Así se ven las defectuosas

Así se ven las defectuosas


Los coreanos tuvieron que asumir que había un fallo en sus paneles [b]AMOLED, incluso en los Super AMOLED, y ahora lo han conseguido solventar con posiblemente las mejores pantallas de dispositivos móviles que hemos visto nunca, pero el OnePlus 3 ha tenido la mala suerte de llevarse no una sino miles de unidades defectuosas[/b] que no están haciendo más que darle dolores de cabeza a una comunidad de usuarios que lo único que quería era tener entre manos el nuevo flagship killer de 016, aquel que precisamente echase por tierra el mito de que este año 2016 o te comprabas un Galaxy S7 o no ibas a comerte un rosco. Pues ahora mismo quien no se come un rosco es OnePlus, pues los fondos negros, tal como vemos en esta imagen, se muestran amarillos, blancos, con fugas en la parte de los biseles y una calidad de imagen que deja muchísimo que desear.

El enfado es generalizado, con gente devolviendo sus equipos a reparar. Esto significa que decenas de personas, cientos de ellas, se quedarán sin Smartphone al menos durante un mes debido a un problema que no debería haber existido nunca, ya que esto es algo que OnePlus debería haberse percatado antes de poner a la venta esta nueva generación.

Fuente

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios