/ noticias

PROTECCIÓN DE DATOS

Las empresas españolas tendrían prohibido usar Google Apps y Dropbox según la AEPD

Según la Agencia Española de Protección de Datos, las empresas españolas tendrían prohibido usar servicios que guarden datos personales fuera de Europa.

Yago Rosa Fernández

08 de Diciembre de 2015

Hace poco que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictaminó en materia de protección de datos que aquellas empresas utilicen plataformas que realicen transferencias de datos de ciudadanos europeos a terceros países, entre los que se incluyen Estados Unidios, como pudiera ser el caso de los servicios Dropbox, Google Drive o MailChimp, no cumplen con las leyes de protección de datos y tienen hasta el 29 de enero para cumplir con la nueva normativa o se arriesgan a ser multadas.



De esta forma la Agencia Española de Protección de Datos ha mandado un aviso a todas las compañías para que cesen en el uso de estos servicios salvo que cumplan una de estas tres opciones


  • Contar con la autorización del Director de la Agencia Española de Protección de Datos

  • Tener el consentimiento informado de todas las personas cuyos datos se vean afectados

  • Utilizar alguna de las excepciones previstas en el artículo 34 de la Ley Orgánica 15/1999, que incluye el hacer una transferencia para auxilio judicial o un diagnóstico médico.



La protección de datos se vuelve más complicada



Esto incluye alojar en la web un servicio, como pudieran ser los widgets de redes sociales que tienen el potencial de recabar datos personales. En casos como este tendrían que solicitar el permiso del director de la AEPD. Esto incluiría enviar antes del 29 de enero un escrito de solicitud, el contrato entre la empresa española y la empresa tecnológica (punto que puede ser muy complicado) firmado por ambas partes y una traducción jurada al español, otorgando antes poderes suficientes a los firmantes de los contratos y añadir también la traducción jurada al castellano.

Esto afecta a decenas de empresas tecnológicas, entre las que se encuentran servicios de productividad como Dropbox, Google Drive, Gogle Apps, Google Analytics, Google Adsense, MailChimp y las redes sociales Facebook, Flickr, Instagram y Twitter por poner algunos ejemplos. El riesgo de no cumplirlo conllevaría una posible inspección con multas que van desde los 300.000 euros a los 600.000 euros.

Te puede interesar

Comentarios

3 Comentarios

Vick

09/12/2015 09:45

La gilipollez más grande del mundo. Así va España señores, con un gobierno de mierda que no deja evolucionar a las empresas.

hartazgo

08/12/2015 23:57

De entrada parece demencial.¿Donde hay prestadores de servicios europeos o españoles que den el mismo servicio?

Ciudadano indignado

08/12/2015 19:37

País de pandereta. Que prohíban también el uso de ordenadores y eliminemos todo rastro de tecnología, no vaya a ser que el país se desarrolle.