/ noticias

QUALCOMM

Toca pagar más de 500 euros si queremos un smartphone con Snapdragon 820

Tener un smartphone con Qualcomm cuesta los suyo, y si queires un 820 tendrás que pagarlo.

Sergio Carlos González Sanz

09 de Enero de 2016

Hace tan solo unos días desde que os hablamos de las primeras impresiones por parte de los analistas con el espectacular Snapdragon 820, el que se postula como procesador más potente del mercado y que montarán todos los smartphones tope de gama en 2016. Ahora bien, dentro de todo lo que se ha dicho de los precios, -que incluso algunas compañías chinas que presumen de tener terminales de aquellos que quitan el hipo por menos de 400 euros- creo que deberíamos empezar a olvidarnos de todos esos rumores, porque veo imposible que por menos de ese precio vaya a haber nadie con esos chips.

LeTV Max Pro se ha confirmado como el primer terminal Android en montar un Snapdragon 820, y tendrá un precio cercano a los 525 dólares al cambio. Esto nos permite también ver que cualquier marca de renombre venderá su Smartphone por más precio y que, con este LeTV Max Pro, se ha fijado el coste de llevar este procesador para el resto de marcas. Desde algunas web aseguran que será imposible ver teléfonos con lo nuevo de Qualcomm por menos de un billete morado.

Una verdadera máquina


Entre sus especificaciones encontramos que equipado con el módem X12 LTE (X10 LTE en el caso del Snapdragon 810) que dará lugar a velocidades de descarga de hasta 600 Mbps así como compatibilidad con portadoras en configuraciones de hasta 3x20 MHz.

Snapdragon 820 en el LeTV Max Pro.

Snapdragon 820 en el LeTV Max Pro.


La velocidad de subida es Cat 13 de hasta 150 Mbps debido a la compatibilidad con la modulación 64-QAM. Podrá acceder a conexiones LTE-U (LTE en espectros de frecuencia no licenciados) y su Wi-Fi será compatible con 802.11ac y configuraciones MIMO 2x2.

Sus cuatro núcleos Kyro de 64 bits y una arquitectura ARM hecha desde cero por la compañía americana, lleva una GPU Adreno 530 y un DSP Hexagon. Las primeras sesiones de testeo han dejado algo fríos a algunos analistas, quienes reconocen que se trata de una verdadera máquina con respecto a los anteriores modelos gracias al consumo energético, un 30% menor que el modelo inmediatamente anterior, pero que sin embargo podría haber dado más de sí en otros aspectos.

El rendimiento es donde deja estupefactos a sus analistas, ampliamente mejor que el Snapdragon 810 o el Exyos Octa 7420. Es de esperar que se coloque entre las opciones más potentes del mercado, pero todavía no se pueden sacar conclusiones precipitadas hasta que no sea un modelo 100% comercial.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios