/ noticias

URGENTE Al menos 235 muertos tras un atentado a una mezquita de Egipto repleta de fieles
GRAN CAMBIO

Revolución en los coches autónomos de la mano de un nuevo sensor 360º

En la Universidad de Arizona han creado un sensor que podría incidir directamente sobre el precio de coste de los coches autónomos.

Guillermo Nieva

23 de Septiembre de 2017

Si hacemos un podio con las tres tecnologías innovadoras que más prometen de cara al futuro, es probable que la impresión 3D aparezca en el pensamiento de la mayoría de nosotros. Quizás el punto fuerte de esta tecnología sea su capacidad para adaptarse a todos los sectores, desde las zapatillas deportivas hasta la creación de objetos que recuerdan formas. Y ahora le llega el turno a un sensor de visión 360º revolucionario.

Este sensor, impreso con tecnología 3D, podría ser capaz de sustituir el uso del radar en los coches autónomos, haciendo su trabajo más eficaz y revolucionando la gestión que el sistema del vehículo lleva a cabo para la conducción autónoma. El sensor ha sido creado en la Universidad de Arizona y ya se encuentra buscando la manera de ser comercializado.

Visión 360º para la conducción autónoma


Para poder entender las posibilidades que introduce este nuevo sensor de visión 360º tenemos que recordar cómo se ha planteado la seguridad en la conducción autónoma hasta ahora. En aras de lograr una buena circulación y evitar al máximo los accidentes, los vehículos autónomos incorporan toda una serie de sistemas como pueden ser los radares, cámaras, tecnología láser o antenas y sensores.

Si más o menos se había llegado al consenso de que una combinación entre cámaras y radares es la solución más efectiva, lo cierto es que cualquiera de estas configuraciones conlleva un alto coste de incorporación al vehículo. La gran diferencia que ofrece este nuevo sensor es que reduciría costes y haría la configuración de los sistemas de navegación y seguridad más sencilla.

Un sensor que podría cambiarlo todo

Un sensor que podría cambiarlo todo


La nueva creación incorpora muchas ventajas, tal y como anuncian desde Lunewave (startup responsable del invento) y secundan desde SlashGear. Probablemente la más representativa sea que la impresión 3D del nuevo sensor de visión 360º sería adaptable y modificable, permitiendo a cada fabricante personalizar su configuración sin conllevar grandes gastos.

Lo que está claro es que estamos ante una innovación que interesará a todas las empresas del sector, pues su ventaja fundamental es disminuir los costes y, eso también se traducirá en que los coches autónomos podrán pasar a ser cada vez un objeto más asequible de cara al gran público.

Las innovaciones de los coches autónomos


Lo mejor que tienen los sectores tecnológicos jóvenes es que las innovaciones y propuestas son variadas y múltiples. Lo mismo una semana analizamos el volante opcional, gran patente para autónomos que esconde Ford, como hablamos de sensores e impresión 3D que podrían terminar siendo verdaderamente revolucionarios.

Seguiremos atentos al desarrollo del nuevo sensor 3D de Lunewave, que actualmente se encuentra en fase de I+D y buscando una manera de ser comercializado para llegar al mercado. Esto significa que podría experimentar cambios en el futuro, pero está claro que las novedades que ofrece son lo suficientemente interesantes como para pensar que algún día lo llegaremos a ver a bordo de los coches autónomos.

Lo cierto es que llevamos ya varios años hablando de la conducción autónoma y viendo modelos de todas clases, incluyendo camiones o vehículos autónomos que difieren de los utilitarios que esperamos emplear la mayoría de nosotros. A todos nos gustaría saber en qué momento estos vehículos van a comenzar a ser una realidad de nuestro día a día, aunque para ello hay que prestar atención tanto a las evoluciones del mercado como a las evoluciones del lado de la regulación.

No es ningún secreto que las autoridades tendrán que ponerse manos a la obra para desarrollar carreteras más adaptadas al tráfico de vehículos autónomos, así como instaurar algún tipo de código regulador que vele por las infracciones cometidas por vehículos en los que no hay una persona de carne y hueso al volante.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios