/ noticias

EXPLICADO

¿Cómo funciona el escáner de iris del Samsung Galaxy Note 7?

El escáner de iris del Samsung Galaxy Note 7 está dando mucho de qué hablar, así que vamos a ver cómo funciona para que funcione tan bien.

Sergio Carlos González Sanz

04 de Agosto de 2016

La llegada del Samsung Galaxy Note 7 no nos ha pillado por sorpresa, pero lo que sí nos ha parecido una forma bastante interesante de sacarle todo el partido posible a sus posibilidades de hardware ha sido cómo han apostado por las funciones y los periféricos que, en un principio, son completamente prescindibles; sin embargo, como pasaba con los sensores de huellas dactilares tan repudiados en sus primeros compases de vida, ahora son prácticamente un requisito indispensable no solo en la gama alta sino también en la gama media. A los hechos nos remitimos. El Samsung Galaxy Note 7 no es solamente el nuevo buque insignia de Samsung, el terminal con el que quieren tocar el techo de Android y destruirlo asta que alguien se atreva de nuevo a cimentarlo; es también el primero en incorporar un escáner de iris como nuevo punto de partida para marcar los estándares -al menos en la gama alta- de cuál debe ser la seguridad en un Smartphone.

Pero claro, ¿esto cómo funciona? Son muchas las preguntas que hemos visto en foros, redes y vídeos, así que hemos intentado recopilar toda la información que se sabe hasta el momento para que entendáis qué es y qué pretende la firma surcoreana con el escáner de iris del Samsung Galaxy Note 7.

Note 7

Note 7



Rapidez e interpretación de datos


Lo primero que hay que decir es que se trata de un sensor situado en la parte frontal del terminal, justo al lado de la cámara interna para los selfies, situado con el único fin de leer la información del globo ocular de los usuarios. Ni más ni menos. Funciona perfectamente en condiciones de poca luz porque se ha incorporado una luz infrarroja para desbloquear el Samsung Galaxy Note 7 sin tener siquiera que tocarlo, solo con mirarlo. Vamos, que si eres de aquellos que suele ponerle una pegatina a la webcam de tu portátil, quizá esto te parezca lo más aterrador del mundo.

En verdad, esto es algo que ya lleva mucho tiempo barajándose, por lo que nuevo nuevo no es que sea, pero sí por primera vez podemos hablar de esta forma de desbloquear los smartphones para una utilidad eminentemente relacionada con la seguridad. Eso sí, como detalle a tener en cuenta, si eres -como un servidor- un miope de arriba abajo y usas lentillas, en el momento en que hagas el reconocimiento de tus globos oculares por primera vez lo mejor será que no las lleves puestas, pues si no luego puede haber problemas indeseados de compatibilidad. Para configurarlo será tan sencillo como iniciarlo por primera vez y hacer un par de registros de desbloqueo acompañados de otros patrones en caso de que por algún motivo tengas los ojos tan legañosos que ni siquiera tu Samsung Galaxy Note 7 sea capaz de reconocerte.

Note 7

Note 7


El escáner del Samsung Galaxy Note 7 tendrá diferentes sistemas de reconocimiento interno con elementos gráficos que interpretarán esa información al fusionarla con el resto de datos adquiridos; el problema es que no funciona igual de bien con todo el mundo, pero según parece es rápido y preciso, haciendo un monitoreo correcto tanto en ojos muy abiertos como aquellos que tienen los globos más ondulados como es el caso de los países asiáticos.

En lo que respecta a la distancia, todas las pruebas han sido realizadas con el escáner a una distancia normal de la cara de los que lo usaban; esto es, unos treinta centímetros de distancia. Las primeras impresiones son por tanto muy positivas, por lo que ahora solamente queda ver cómo lo reciben sus usuarios, si no utilizarán de manera frecuente y si -que lo dudo- sustituirá como principal forma de desbloqueo al cómodo y preciso sensor de huellas al que nos hemos acostumbrado a lo largo de este último año.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios