/ noticias

EXPLICACIÓN

El Samsung Galaxy Note 7 se queda sin Quick Charge 3.0

Al final el Samsung Galaxy Note 7 no va a contar con Carga Rápida Quick Charge 3.0. Te explicamos lo que se sabe al respecto.

Sergio Carlos González Sanz

06 de Agosto de 2016

Difícil de olvidar va a ser el día 2 de agosto no solo para Samsung sino también para todos sus seguidores más acérrimos, quienes esperaban con ganas el mayor salto dentro de la gama Note que se recordaste tras un Galaxy Note 5 que por diversas razones se había quedado sin ver la luz en el Viejo Continente.

Pero todo eso es ahora historia, pues la nueva apuesta que tendremos en tiendas el próximo mes de septiembre, Samsung Galaxy Note 7, es tan sumamente espectacular que incluso a aquellos que no le tenemos demasiado afecto a la capa de personalización de los surcoreanos no podemos hacer otra cosa que quitarnos el sombrero y reconocer que el trabajo realizado tanto a nivel de diseño como en casi todo lo demás es de aúpa. Se esperan millones de ventas y no es para menos. Sin embargo, el Samsung Galaxy Note 7 no es perfecto y es que por desgracia no va a disponer de Quick Charge 3.0 sino de Quick Charge 2.0 por varias razones.

No todo es perfecto


El Note 7 no llevará por tanto la tecnología más rápida y avanzada en lo que a la carga de baterías se refiere, algo que ya hemos visto este mismo año con los Galaxy S7 y S7 Edge. Pero es que todo tiene un motivo: este año no es el momento. Samsung considera que todavía no quieren dar el salto a Quick Charge 3.0 sino que van a seguir esperando a que, o bien llegue 4.0, o bien les convenza todo el sistema de Quick Charge 3.0. A mí personalmente me da la sensación de que ha debido de haber algún problema de arquitectura para hacer sus terminales completamente compatibles con esta nueva generación de la carga rápida de Qualcomm, pero lógicamente no van a decir nada. En cualquier caso, Quick Charge 2.0 es tremendamente veloz y no creo que haya nadie que vaya a dejar de comprarse su Note 7 por este inconveniente. No obstante, es destacable que sea uno de los pocos tope de gama que no lleve QC 3.0.

Galaxy Note 7

Galaxy Note 7


Y es que cuando la gente está diciendo que se trata del mejor smartphon que han visto en sus vidas quizá no estén tan desencaminados. A nivel de diseño es un verdadero portento, que le dice no a los incómodos biseles gracias a una pronunciada curva en el panel para dar unas dimensiones totales de 153.5 x 73.9 x 7.9 mm con solo 169 gramos de peso en una diagonal de 5,7 pulgadas (calculado, un 78% de pantalla en el frontal). Cuenta con el nuevo Corning Gorilla Glass 5 del que os hablamos hace unas semanas y cuenta con Samsung Pay, su nuevo Stylus y certificación Ip68 contra el polvo y el agua así como una resistencia de hasta 1.5 metros durante 30 minutos -no lo intentéis, por si acaso-.

Su pantalla Super AMOLED de 5,7 pulgadas tiene que ser, literalmente, para verla, pues con su resolución 2K da como resultado nada menos que 518 píxeles con posibilidad de Always on Display. En lo que respecta al interior del equipo tenemos Android 6.0.1 actualizable a Nougat 'muy pronto' y el Exynos 8890 Octa o el Snapdragon 820, dependiendo de la región (Quad-core 2.3 GHz Mongoose + quad-core 1.6 GHz Cortex-A53). Todo ello acompañado en el caso de Exynos del Mali T880 para la GPU. Tenemos 4 GB de memoria RAM acompañados de 64 GB de almacenamiento interno ampliables a través de una tarjeta micro SD.

Finalmente, decir que las cámaras son de 12 y 5 megapíxeles respectivamente. La trasera tiene una apertura focal de 1.7 y 26 milímetros. La batería, de 3.500 miliamperios, tiene aún que demostrarnos si es capaz o no de cumplir con las exigencias de los usuarios que le dedican más tiempo a la pantalla.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios