/ noticias

APPLE

San Bernardino: el iPhone no contenía información relevante

Tras tanto esfuerzo, el FBI ha descubierto que el iPhone que han desbloqueado no contenía información relevante.

Maribel Baena

20 de Abril de 2016

Ya sí podemos saberlo: entrar en el iPhone del tirador de San Bernardino, Syed Farook, no ha aportado pistas nuevas en la investigación del FBI. No hay información relevante dentro de ese terminal, que tantos quebraderos de cabeza ha dado tanto a Apple como al FBI (y a gran parte de la población estadounidense).

Aunque sí ha sido útil para hacerse más preguntas con respecto al ataque, según informa la CNN. De acuerdo con algunos funcionarios anónimos de Estados Unidos, el iPhone no contiene mensajes cifrados o constancia de que Farook se hubiera comunicado con miembros del DAESH. Confirmó, no obstante, que Farook se puso en contacto con una tercera persona en un espacio de veinte minutos tras el tiroteo.

El iPhone no era la clave, después de todo


El FBI también ha concluido que había información en el teléfono a la que no se había tenido acceso previamente. Consideran esto un hallazgo sorprendente, teniendo en cuenta que el iPhone llevaba varias semanas en uso tras la última copia de seguridad que el dueño había realizado a través de iCloud.

Apple fue capaz de proporcionarle al FBI los datos de las copias de seguridad de la cuenta de iCloud, pero el FBI persiguió el desbloqueo del iPhone, puesto que no había manera de saber si había más información dentro del teléfono. Es decir, tenían a su disposición toda la información posterior de Farook, pero eso no era suficiente para llevar a cabo la investigación; necesitaban la información más reciente.

Lo único que ha puesto en claro todo esto es que Syed Farook no estuvo en contacto con ningún miembro del DAESH durante el espacio de dieciocho minutos del que no disponía el FBI. El teléfono ha ayudado a los investigadores a abordar la persistente preocupación sobre si alguien pudo ayudar a los dos tiradores; ya saben que esta ayuda no llego, ni por parte de familiares ni por parte de amigos.

El caso San Bernardino parece continuar presente

El caso San Bernardino parece continuar presente


Es más; el iPhone 5c en cuestión no contiene pruebas de contactos con ningún otro partidario del DAESH en esas semanas que estuvo la cuenta de iCloud sin restaurar. El FBI considera que esta información es lo suficientemente importante como para haber armado todo el escándalo que se ha armado.

Como señalan la gran mayoría de medios de comunicación estadounidenses, entre ellos la CNN, CBS News o The Verge, la falta de contactos útiles o mensajes en el teléfono ha puesto fin a la decepcionante batalla legal por el cifrado del teléfono.

Apple y el FBI continúan su disputa sobre el cifrado de otro caso en Nueva York. El FBI ha pedido que una orden jurídica obligue a Apple a desbloquear un iPhone 5s, perteneciente a un caso de drogas de la ciudad de Brooklyn. Apple, por supuesto, se ha negado a hacerlo. El FBI ha presentado una apelación del caso, pero, por ahora, no se ha decidido qué hacer al respecto.

El jefe legal de Apple, Bruce Sewell, y Amy Hess, asistente ejecutivo del director del FBI, están también testificando actualmente ante el Congreso sobre el asunto del cifrado telefónico. Está sucediendo justo aquello que la compañía de la manzana mordida temía que pudiera suceder; que un caso sentara precedente, y se vieran obligados a desbloquear todos los iPhone que el FBI pidiera.

Lo positivo de la situación, para aquellos que aboguen por la defensa de la privacidad por encima de todas las cosas, es que el FBI aún no tiene ningún método para desbloquear terminales más allá del iPhone 5c. Aunque, por supuesto, esto es una situación temporal que acabará cambiando. Seguramente acaben contando con alguna empresa, o algún hacker especializado, que consiga desbloquear el iPhone 5s de Nueva York.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios