/ noticias

ÚLTIMA HORA Así suenan las versiones finales de las canciones de la preselección española para Eurovisión 2019
MOTIVOS

El suicidio de las startups

Darse por vencidos, apostar por un trabajo estable, entretenerse con otros proyectos o acumular gran cansancio físico y mental son algunos de los motivos del cierre prematuro -suicidio- de las startups

28 de Abril de 2013

Paul Graham, uno de los asesores de Airbnb, le dijo una vez a Brian Chesky, fundador de la firma, que 'las startups suelen morir de suicidio'. Sus palabras, basadas en la experiencia de un reputado experto en el mundo del emprendimiento, se quedaron bien grabadas en la mente de Chesky ya que reflejan un aspecto presente en el día a día de las startups. Desde aquel momento Chesky suele recordar la frase de su mentor para mostrarle a otros emprendedores los riesgos a los que una startup se enfrenta durante su camino.

Señal indicando el camino hacia el éxito y el camino hacia el fracaso

Señal indicando el camino hacia el éxito y el camino hacia el fracaso


A menudo se habla de los éxitos de las firmas, de los millones que una startup ha levantado, de lo rápido que ha crecido, de los usuarios que ha conseguido o de su expansión por todo el mundo pero nos olvidamos de aquellas que caen -o se suicidan- por el camino.

La paciencia es fundamental


Justin Kan, fundador de Justin.tv y Socialcam, publicaba hace tiempo un artículo en Techcrunch en el que explicaba que 'las startups no mueren, sino que se suicidan'.

Para Kan el suicidio de las startups es un fenómeno por el cual los fundadores y parte de la dirección de la compañía matan a la firma aunque siga respirando. Justin Kan asegura que muchos de los emprendedores 'se dan por vencidos y pasan a hacer otras cosas, se dan cuenta de que las startups son difíciles y pueden causar gran cantidad de agotamiento físico y mental o los fundadores consiguen trabajo en otras empresas, vuelven a la universidad o simplemente se mudan fuera de Silicon Valley y desaparecen'.

Kan, que considera que la mayor batalla de una firma es la existencia, señala que cada vez que el fantasma del suicidio empresarial ha aparecido en su camino decidió mantener su curso y seguir dando la batalla por la supervivencia. Este emprendedor considera que 'la paciencia y la repetición son fundamentales para lograr que los productos se ajusten al mercado'.

Mantener el foco y seguir un largo camino


Javier Megías, asesor de startups, reflexionaba recientemente en su blog sobre la importancia de mantener el foco en la empresa. Para este experto la falta de foco 'es la causa principal de la altísima mortalidad de startups'.

'Creo que todo emprendedor cada mañana nada más despertarse debería decirse a si mismo que no es un caballo de carreras, sino un caballo que tira de un carro (su startup), y ponerse metafóricamente unas anteojeras que le obliguen a centrarse en lo que tiene delante y evitar cualquier distracción de su alrededor', aconseja Megías.

Kan, en su artículo de Techcrunch, coincide con Javier en la apuesta por mantener el foco, centrarse, tirar de la empresa, persistir y no abandonar. Según su experiencia 'los emprendedores de éxito os contarán sus buenos tiempos, sus secretos para el éxito, e incluso sus errores ( con una lista de cómo ayudar a superarlos) pero rara vez mencionarán aquellos tiempos en los que estaban dispuestos a tirar la toalla y hacer otra cosa. La verdad es que todo el mundo tiene esos momentos y aquellos sobre los que uno lee en la portada de Fortune son los que decidieron no abandonar en esos tiempos.'

Al hablar de esos que nunca abandonan Kan menciona a Brian Chesky, cofundador de Airbnb, como ejemplo de persistencia y de persona que ama su negocio. Chesky explica en un vídeo sobre Airbnb que 'lanzamos nuestra web y no pasó nada. Nadie se dio cuenta. La única cosa buena de que nadie se haya dado cuenta de que has lanzado es que puedes volver a lanzar tu producto de nuevo. De hecho, nuestro lanzamiento oficial era realmente nuestro cuarto lanzamiento y fue en agosto de 2008'.

Ese cuarto lanzamiento se había producido tras muchos cambios y tras haber trabajado y persistido. Chesky ha demostrado no sólo su persistencia sino también su amor por el negocio cuando decidió vivir durante un año entero con sus clientes. El cofundador de esta startup, siendo ya millionario, quiso vivir cada semana, usando los servicios de su portal, en diferentes casas de clientes. Es decir, vivir en una mudanza permanente.

'Comencé en junio de 2010 y viví exclusivamente en espacios de AirBnb hasta febrero de 2011' porque 'las relaciones personales que se producen entre los anfitriones y los invitados son increíblemente importantes. Y eso es algo que no quiero perderme'. Con emprendedores así las startups pueden respirar tranquilas y olvidarse de muertes prematuras.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios