/ noticias

APPLE

Tim Cook señala que se reunió con Trump porque las cosas no se cambian gritando

El CEO de Apple comenta cómo fueron las cosas en la reunión con Donald Trump.

Maribel Baena

20 de Diciembre de 2016

La semana pasada, Tim Cook, el Director Ejecutivo de Apple, visitó el edificio Trump junto con otros ejecutivos relevantes dentro del panorama tecnológico. Allí, tuvieron lugar unas reuniones con Donald Trump, el presidente electo de los Estados Unidos, que estuvo acompañado en todo momento de sus tres hijos. Según informó The New York Times, Cook no fue la única personalidad dentro del mundo de la tecnología en acudir, sino que también fueron Larry Page y Eric Schmidt, de Alphabet, Jeff Bezos, de Amazon, y Elon Musk, de Tesla.

Lo que tuvo lugar en la reunión fue una mesa redonda que, según comentan las fuentes cercanas, se centró específicamente en temas como la creación de empleo, el posible crecimiento económico tanto de Estados Unidos como de las distintas empresas y, a su vez, cómo iba a enfocar los asuntos tecnológicos la dirección de Trump.

Desde ese momento, muchos empleados de Apple comenzaron a preguntarse si de verdad era necesario que su Director Ejecutivo estuviera allí, reuniéndose con el presidente electo de los Estados Unidos. Es bien sabido que Trump guarda un cierto resquemor a las empresa de la manzana mordida, puesto que cree que debería estar fabricando sus terminales en territorio estadounidense en lugar de en las fábricas que actualmente tiene instaladas en China. Pese a que Cook ya explicó que el tener fábricas en China no era solo por abaratar costes, sino también por la especialización que el país asiático tiene en temas de ensamblaje de productos, sí es cierto que el CEO de Apple se ha estado planteando contentar a Trump y llevar las fábricas a Estados Unidos.

¿Era necesario que Cook acudiera a la reunión?


Teniendo en cuenta estas tensiones existentes entre la compañía y Donald Trump, lo que muchos empleados se preguntaban era cómo de importante era para Apple colaborar con los distintos gobiernos. Para abordar todas estas cuestiones, lo que Cook decidió hacer es publicar un comentario a nivel interno, solo para sus empleados, explicando hasta qué punto era importante para su compañía el ir colaborando con los gobiernos, pese a que pudiera estar más o menos de acuerdo con las medidas que tomaran.

Reunión de Trump con dirigentes tecnológicos

Reunión de Trump con dirigentes tecnológicos


Desde el medio online TechCrunch han publicado una copia tanto de la pregunta de los empleados como de la respuesta que Cook les ha dado. 'La semana pasada se unió a otros líderes de la tecnología para reunirse con el presidente electo Donald Trump. ¿Cuán importante es para Apple colaborar con el gobierno?', preguntaron los empleados. Y esto fue lo que contestó Cook:

'Es muy importante. Los gobiernos pueden afectar a nuestra capacidad de trabajo. Pueden afectar de manera positiva, y pueden afectar de manera no tan positiva. Lo que hacemos es centrarnos en las políticas. Algunas de nuestras áreas clave de enfoque son la privacidad, la seguridad, la educación. La defensa de los derechos humanos, y la ampliación de la definición de estos derechos humanos. El medio ambiente, y la lucha contra el cambio climático, algo que hacemos al usar energías cien por cien renovables en nuestra empresa.

Y, por supuesto, la creación de puestos de trabajo es también parte clave de lo que hacemos al ofrecer una oportunidad no solo a las personas que trabajan directamente para Apple, sino también al gran número de personas que se encuentran en nuestro ecosistema. Estamos muy orgullosos de haber creado dos millones de puestos de trabajo solo en este país. Un gran porcentaje son desarrolladores de aplicaciones. Esto da a todos el poder de vender su trabajo al mundo, algo que es una invención increíble de por sí.

Tenemos otras políticas más centradas en los negocios, como la reforma fiscal, y algo por lo que hemos abogado durante mucho tiempo: un sistema simple. Y nos gustaría reformar la propiedad intelectual para, así, evitar que la gente demande cuando no hace nada como empresa.

Hay un gran número de cuestiones como estas, y la forma de avanzar es participar. Personalmente, nunca he encontrado el quedarse al margen como un método para tener éxito. La forma de ejercer presión es estar en la arena, jugando. Así que ya sea en este país, o en la Unión Europea, o en China o en América del Sur, nos involucramos. Y no nos involucramos solo cuando estamos de acuerdo, nos involucramos también cuando no estamos de acuerdo. Creo que esto es muy importante, porque las cosas no se cambian solo gritando. Las cosas se cambian mostrando a todo el mundo que nuestra manera es mejor. En muchos sentidos, es un debate de ideas.

Tenemos que defender lo que creemos. Creemos que es fundamental lo que Apple está haciendo, y continuaremos haciéndolo
'.

Cook ha explicado por qué se reunió con Trump

Cook ha explicado por qué se reunió con Trump


De esta forma, Tim Cook ha demostrado que pese a las posibles dudas personales que pueda tener con respecto a la dirección de Trump, e independientemente del partido político que él hubiera votado, lo mejor que puede hacer la compañía es reunirse con el presidente estadounidense e ir pactando las distintas medidas. Porque a todas las empresas les afecta directamente el gobierno que tome el poder, como bien ha explicado Cook: del gobierno depende las distintas medidas económicas que se vayan tomando, y de esas medidas dependen también las empresas.

Todavía no se sabe si Trump al final llevará a cabo su amenaza, y subirá los impuestos a todas las empresas estadounidenses que fabriquen sus productos en otros países. Tampoco se sabe qué decidirá hacer Apple si Trump se decide a subir los impuestos; seguramente acaben viendo si les sale más rentable pagar unos impuestos muy altos, o todos los gastos que conlleva el transportar las fábricas a Estados Unidos y pagar los sueldos mínimos de este país. De acabar llevando las fábricas a Estados Unidos, no sería Apple la única afectada por todo este cambio, sino que serían muchos los proveedores que tendrían que decidir si realmente les sale rentable mudarse a Estados Unidos.

Hay muchas cosas a considerar todavía, con lo cual no podemos adelantarnos a los acontecimientos. Habrá que ir viendo cómo se desarrolla todo, y qué es lo que entre Donald Trump y Tim Cook deciden hacer.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios