/ noticias

AMBICIOSOS PLANES

Toyota trabaja para tener coches voladores en 2020

En Toyota consideran que 2020 puede ser una buena fecha para que la comercialización de coches voladores sea una realidad.

Guillermo Nieva

16 de Mayo de 2017

Parece que Toyota es otra de las compañías que cree fuertemente en la posibilidad de contar con coches voladores en un futuro a corto plazo. Si Uber quiere poner a prueba sus taxis voladores en 2020, la idea de la empresa japonesa apunta a tener los vehículos listos para su funcionamiento en el incomparable marco de los Juegos Olímpicos de Tokyo en 2020.

Para lograr este hito la firma ya se ha unido al grupo de trabajo backing, un grupo formado por empresas que apuestan por el desarrollo de un vehículo volador de tipo dron que será capaz de desplazarse a 10 metros del suelo y a velocidades cercanas a los 100 kilómetros por hora.

Un proyecto muy ambicioso


No se trata de la primera colaboración en la que participa Toyota de cara al mundo de los vehículos, y es que debemos recordar que la firma ya llegó a un acuerdo con Nvidia de unir fuerzas para crear coches autónomos. No obstante, en esta ocasión la unión alcanza muchos más niveles.

Desde Engagdet señalan que la creación de Skydrive (nombre del vehículo volador) está uniendo a 30 voluntarios que aportan sus conocimientos y experiencias al trabajo de Masafumi Miwa, un experto en drones de la Universidad de Tokushima. La idea de involucrar a tantas personas y empresas no es otra que conseguir que el proyecto vea la luz lo antes posible.

Los coches voladores, más cerca que nunca

Los coches voladores, más cerca que nunca


Una primera estimación nos habla de tener listo el Skydrive para el próximo año, un logro que pondría en bandeja el siguiente paso del plan estratégico: comercializar los coches voladores para que estén listos de cara a los Juegos Olímpicos a celebrar en Tokyo en 2020.

Lo cierto es que estas previsiones nos parecen un poco ambiciosas y, probablemente, la estrategia se vea modificada con el paso del tiempo. Y es que este vehículo no sólo pretende ser el primer coche volador con carácter comercial, sino que también aspira a ser el modelo de menores dimensiones, ya que su prototipo es el más reducido visto hasta la fecha.

También promete el Skydrive una gran libertad de acción para sus conductores, ya que sus responsables hablan de la posibilidad que tendrá el vehículo para tomar vuelo desde cualquier carretera convencional. Veremos si toda esta participación da un empujón notable al concepto de los coches voladores.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios