/ noticias

IMPUESTOS A TECNOLÓGICAS

La Unión Europea quiere aumentar los impuestos de las tecnológicas gravando sus ingresos

Quieren así que las empresas no puedan depender de las argucias legales para evadir impuestos.

Yago Rosa Fernández

10 de Septiembre de 2017

No es ningún secreto que los países europeos quieren que las grandes firmas tecnológicas paguen más impuestos, pero ¿cómo van a ir más allá de recolectar los impuestos atrasados? Al gravar las empresas donde más lo sienten: gravar los ingresos en vez de los beneficios declarados.

Bandera de la Unión Europea

Bandera de la Unión Europea



Los ministros de Finanzas de Francia, Alemania, Italia y España han escrito una carta conjunta a la presidencia de la Unión Europea y a la Comisión pidiendo impuestos sobre los ingresos de los gigantes de la tecnología. Las cuatro naciones quieren que la Comisión produzca un 'impuesto de igualación' que haga que las empresas paguen el equivalente al impuesto de sociedades en los países donde obtienen ingresos.

Los ministros quieren poner el tema sobre la mesa para una reunión de la UE en Estonia (donde se encuentra la actual presidencia) el 15 de septiembre. No Se sabe del todo cómo reaccionarán otros miembros de la UE, pero la Presidencia ya ha programado una charla sobre la posibilidad de imponer impuestos a las empresas dondequiera que consigan sus ingresos.

La UE prepara un impuesto para que las grandes empresas tecnológicas compensen su evasión fiscal



Google recientemente esquivó una bala de impuestos en Francia porque sus operaciones se basan en Irlanda, una argucia económica que grandes empresas hacen de forma sistemática, y está claro que los países quieren eliminar ese tecnicismo en el futuro.

Es seguro decir que Google, Amazon, Apple y otras grandes empresas similares lucharán con todo su poder de lobby si la carta se convierte en una acción definitiva. Éstas suelen basar sus operaciones en países con fuertes incentivos fiscales, como Irlanda, para reducir dramáticamente los impuestos que pagan en Europa y más allá. Si tuvieran que pagar impuestos más típicos en todos los estados miembros de la UE, podrían pagar miles de millones más cada año.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios