/ noticias

ZELLO

La vuelta de 'Zello': un walkie-talkie en tu móvil

'Zello', la aplicación de mensajería que funciona como si fuera un walkie-talkie de verdad.

Maribel Baena

24 de Mayo de 2017

En el año 2011, cuando el teléfono de moda todavía era la Blackberry, comenzó a hacerse conocida una aplicación muy útil que, posteriormente, se perdió en el olvido. La aplicación en cuestión es Zello, y su funcionamiento es tan sencillo que hasta sorprende que la gente la haya olvidado. Porque básicamente funciona como un walkie-talkie entre aquellos que la usan.

Dentro del mundo de las aplicaciones, el encontrar una que no funcione como el resto es difícil, sobre todo si nos centramos en el ámbito de las aplicaciones de mensajería. WhatsApp ahora mismo no tiene rival, pero es que Zello tampoco quiere serlo; es una alternativa que únicamente permite mandar audio y, por tanto, sirve única y exclusivamente para momentos puntuales en los que la persona en cuestión pueda usar audios. Porque el objetivo principal es funcionar exactamente igual que un walkie-talkie, es decir, que la persona reciba el mensaje de audio justo en el momento en el que se envía, en directo. No obstante, está todo pensado para que no sea ninguna molestia el recibir este tipo de mensajes.

Zello es una aplicación de mensajería diferente, que te permite hablar con todos tus amigos sin esfuerzo y de la forma más rápida posible. Pero también tiene inconvenientes, como absolutamente todas las aplicaciones.

Zello a fondo: una aplicación con sus blancos y sus negros


Lo positivo es que si queréis probarla, está disponible para absolutamente todos los sistemas operativos y todos los terminales del mercado, así que no tenéis más que acudir a la tienda de aplicaciones de vuestro teléfono y descargarla. Una vez hecho eso, os pedirá que os registréis; lo curioso es que te pide el número de teléfono como una alternativa, no como una imposición. Esto tiene mucho que ver con que es una aplicación que fue ideada en otro panorama totalmente diferente, y es que antes nos mostrábamos mucho más reticentes a dar nuestro número de móvil a cualquier aplicación. Tras la llegada de WhatsApp esto cambió bastante.

Lo único que tendréis que apuntar para registraros es vuestro correo electrónico, a la vez que elegir un nombre de usuario. Una vez hecho esto os pedirá una fotografía y un estado, aunque nada de esto es obligatorio, así que si no queréis usar ninguna de vuestras fotografías no tenéis por qué hacerlo. Anonimato absoluto para aquellos que prefieran proteger al máximo su identidad, sea por el motivo que sea.

Zello en sus inicios

Zello en sus inicios


Una vez hecho esto, ya solo tendréis que ir agregando a vuestros amigos e ir enviando mensajes. Los mensajes son siempre de audio, y conforme se envían se reproducirán en el móvil de la persona a la que lo enviéis, independientemente de lo que esta esté haciendo. 'Pero, ¿y si estoy en el trabajo y no puedo recibir mensajes en ese momento?', puede que os preguntéis. Y tendréis razón, puesto que al reproducirse los mensajes de forma automática puede que os acabe molestando en según qué momentos. Es muy sencillo, solo tendréis que cambiar vuestro estado y poneros como ocupado; entonces, los mensajes se irán almacenando, y podréis escucharlos cuando queráis.

La utilidad final es funcionar como walkie-talkie, con lo cual esa opción no tendría cabida. No obstante, es cierto que hay momentos en los que es mejor evitar que el teléfono funcione como si fuera un walkie-talkie. Momentos privados, o en los que estamos durmiendo, y cualquier mensaje de audio podría molestarnos.

Es una aplicación bastante interesante, y que habría que tener en cuenta a la hora de hablar de aplicaciones de mensajería, sobre todo por lo diferente. Ahora está empezando a hacerse algo más conocida, retomando la fuerza que tenía antes, aunque le falta muchísimo para alcanzar cualquier otra aplicación de mensajería importante. ¿Vosotros la probaréis?

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios