/ noticias

COMPARATIVA

Xbox One S y Xbox One, ¿cuál me compro?

Ponemos frente a frente a Xbox One S y Xbox One, los dos modelos de la consola de Microsoft. ¿Cuál merece más la pena?

Sergio Carlos González Sanz

18 de Junio de 2016

El E3 2016 ha terminado y lo ha hecho con una edición que será recordada por el buen sabor de boca que ha dejado a los aficionados a nivel de juegos, pues la gran mayoría de nuevos títulos mostrados en la feria angelina han destacado por haber sido todo un acierto bien sea por el lavado de cara e algunas de las sagas ya existentes o por lo interesante de las nuevas propiedades intelectuales.

Sin embargo, también ha habido lugar para el hardware. Microsoft no tardó más que un minuto en presentar el primer rediseño de su actual consola de sobremesa, Xbox One, para mandarnos un mensaje claro, y es que Xbox One S viene a ser el relevo necesario para un diseño poco acertado como fue el de la actual consola que podemos encontrar en las tiendas... y a un precio imbatible. El problema viene cuando anunciaron Project Scorpio, la sucesora, que llegará a finales de 2017. Puedes estar tranquilo porque esa máquina será el doble de cara que las actuales Xbox One, por lo que si estaban pensando en pillarte una de ellas, has de conocer cuáles son los puntos a favor de Xbox One para que te hagas con la opción que más merece la pena. Vamos a contarte por qué deberías hacerte con una Xbox One S comparándola con la que ahora mismo se apila en las tiendas españolas... y que no está vendiendo mucho, la verdad.

Son más de 20 millones de unidades vendidas hasta la fecha de Xbox One, pero creo que el 99% de los usuarios darían su consola a cambio de una Xbox One S al menos por el diseño, pues estamos hablando de una máquina un 40% más pequeña, por lo que habrá que restarle casi la mitad a los 333 x 274 x 79 mm que indican sus dimensiones. La máquina actual pesa 3,2 kilos y es muy voluminosa, pero Xbox One S gana en el hecho de que es también un reproductor Bluray de hasta resoluciones 4K, no solo 1080p como Xbox One estándar. El procesador no se ha especificado, pero debería ser uno muy similar al de la actual máquina, que recordamos es un AMD Jaguar APU octo-core a 1,75 GHz, 28nm con una GPU AMD Radeon GCN de 8 GB de memoria RAM. A lo largo del verano conoceremos más acerca de Xbox One S a este respecto.

Xbox One S

Xbox One S



Está claro


Una de las diferencias de la consola que llegará a las tiendas en agosto es que tiene capacidad de hasta 2 TB de almacenamiento y cuenta con HDMI 2.0, no 1.3. En ambos casos tenemos 3 ranuras para USB. Un punto fundamental es que no solo será más pequeña Xbox One S sino que la fuente de alimentación es interna. Finalmente los mandos, ya que Xbox One S traerá consigo el nuevo controlador de la consola, 'más aerodinámico', ergonómico, ligero y cómodo. Este mando, además de inalámbrico, es también Bluetooth. El precio de la nueva Xbox One S será de 299 euros tal cual la vemos, sin juegos; la actual se puede ver también por 299 euros en las tiendas, un precio mucho menor al inicial allá por finales de 2013.

Personalmente creo que no hay color. Teniendo en cuenta que la nueva Xbox One S gana en absolutamente todo a la versión estándar y va a costar lo mismo, hacerse con la otra es cuando menos una opción equivocada. Es de esperar que tan pronto como la nueva llegue a las tiendas, Xbox One vaya desapareciendo al dejar de fabricarse. No dudéis en dejarnos en los comentarios cualquier duda que tengáis al respecto de Xbox One S, cuya principal novedad será la reproducción de contenido multimedia en 4K.

Te puede interesar

Comentarios

1 Comentario

Martin

04/07/2016 03:10

Entonces si el Xbox One normal dejara de fabricarse entonces Si una Xbox One de 299 dolares con hasta 3 juegos la comparas con la version Slim de 299 sin juegos..... cual seria el caso de tener la segunda si tendrias que gastar 1,099 por esos juegos?