/ tutoriales

APPLE

Cómo cambiar la pantalla de un iPhone

¿La pantalla de tu iPhone se ha roto, y quieres cambiarla? ¡Aquí tienes tu tutorial!

Maribel Baena

03 de Noviembre de 2016

¿Hay algo más doloroso que ver cómo tu móvil nuevo (o no tan nuevo) se cae al suelo, y se le rompe la pantalla? Para un amante de las nuevas tecnologías, pocas cosas materiales pueden doler tanto como eso. Ya no a nivel sentimental, puesto que hay smartphones a los que les tenemos bastante cariño, sino sobre todo a nivel económico. Aún más si tienes un iPhone, puesto que las reparaciones tienden a ser bastante caras.

Si se te rompe la pantalla, tienes varias soluciones. La primera es ir a una tienda oficial de Apple a que reemplacen tu pantalla rota por una original, totalmente nueva. Esto sería lo ideal, claro, pero el dinero que supone no siempre está a nuestra disposición.

Otra alternativa, y que no recomendamos en absoluto, es encargarle el trabajo a un tercero. Es decir, ir a una tienda cualquiera que se encargue de reparaciones, y que hagan el trabajo por nosotros. El problema de esto es que no sabéis si la pantalla que están poniéndole es original de Apple, y si os ponen una de cualquier otro proveedor puede que vuestro móvil ya no funcione como deba. Además, si aún se encuentra en garantía y hacéis esto, estáis perdiendo la garantía por completo; ya no os cubrirá nada, porque en cuanto lo llevéis al soporte técnico y vean la pantalla no oficial, señalarán que todos los fallos están relacionados con esa pantalla, que habéis incumplido el contrato, y que debéis buscaros la vida por vuestra cuenta.

Y, por último, la alternativa que os vamos a ofrecer aquí: comprar el reemplazo oficial de Apple por vuestra cuenta e instalarlo vosotros mismos. ¿Os atrevéis? ¡Vamos a ello!

Por supuesto, necesitaréis unos cuantos materiales: una pantalla oficial de Apple, destornilladores, una ventosa fuerte, un spudger, la caja de vuestro iPhone, una goma elástica, pinzas y un iOpener.

Cambiar la pantalla paso a paso


Vamos a explicar cómo se hace el procedimiento en un iPhone 6s, ya que es el modelo relativamente más usado de iPhone por el momento. No obstante, los pasos a seguir son prácticamente los mismos en el iPhone 6 y en el iPhone 7, con pequeñas diferencias que se van añadiendo. Lo bueno de explicarlo en el iPhone 6s es que la pantalla ya incluye 3D Touch, con lo cual podréis ver cómo hacerlo en las pantallas de nueva generación.

En un tutorial hace poco ya os explicamos cómo desmontar un iPhone 6s, y como los primeros pasos son prácticamente los mismos os lo enlazamos aquí. Dirigíos a ese antes y, cuando terminéis, volved de nuevo a este.

¿Ya estáis? ¡Pues prosigamos! Ya que tenéis la pantalla completamente separada del teléfono, podemos pasar a quitar también el botón Home para, luego, añadirlo a la pantalla nueva. Para ello, debéis quitar los tres tornillos Phillips de seguridad, de 1'7 milímetros.

Cómo cambiar la pantalla de un iPhone

Una vez hecho esto, debéis levantar el borde inferior del soporte del botón de inicio hasta que se despegue de la clavija pequeña del lado derecho. Deslizad suavemente el soporte hacia afuera desde abajo para quitarlo. A continuación, utilizad un spudger para desconectar el conector del botón de inicio, haciendo que se salga de su toma, ubicada en la parte posterior del panel de la pantalla.

Preparad un iOpener, y colocadlo sobre el borde inferior del panel frontal para ablandar el adhesivo en la junta del botón de inicio. Volved a girar el panel frontal, y utilizad una pequeña pieza de plástico para separar con cuidado la junta del botón de inicio del panel frontal. Entonces es el momento de presionar suavemente el botón de inicio desde la parte frontal de la pantalla, para que este continúe separándose.

Cómo cambiar la pantalla de un iPhone

Utilizad, entonces, el lado puntiagudo del spudger para sacar el cable flexible del botón Home de la parte posterior del panel de visualización, y quitar el botón Home por completo. Entonces os quedará tan solo el panel frontal de la pantalla, ese que ya no os sirve porque está roto.

Lo único que os queda por hacer es seguir los pasos, pero al contrario, con la nueva pantalla, e ir conectando todas las conexiones con mucho cuidado para aseguraros de que esta funcione correctamente. Recordad, mucha paciencia, que no es nada difícil.

Comentarios

Sin comentarios