/ tutoriales

PRIVACIDAD

Cómo mantener la privacidad en tu teléfono Android

Algunas aplicaciones o algunos archivos son demasiados privados como para que terceras personas sepan que están ahí. Pero, ¿cómo ocultarlos?

María Dolores López Muñoz

28 de Abril de 2016

En cierto sentido puede parecer interesante tener una zona del teléfono móvil de la que se esté seguro que nadie puede acceder. En esta zona se podrían almacenar aplicaciones, fotografías, vídeos o documentos que serían imposibles de descubrir por parte de cualquier persona que tenga el móvil en las manos, pero que no sea su propietario. Incluso aunque esta persona tuviese el dispositivo bloqueado.

Cómo mantener la privacidad en tu teléfono Android

Las posibilidades que Android ofrece para aumentar la privacidad de nuestro dispositivo móvil son múltiples y muy variadas. Se puede ocultar información que ofrezca datos sobre la localización del teléfono, así como esconder aplicaciones que no queramos que otras personas sepan que frecuentamos.

Ocultar aplicaciones del cajón


Desde prácticamente sus inicios Android ofrece la posibilidad de mantener algunas aplicaciones ocultas, con el objetivo de que no aparezcan en el cajón de aplicaciones. Así, si una aplicación lo requiere (incluso sin root e instalándola desde Google Play) es posible que no aparezca y se mantenga oculta.

De hecho, algunas aplicaciones clásicas, como Cerberus, que sirven para encontrar el móvil si se produjese un robo, ya ofrecen desde hace mucho tiempo la posibilidad de ocultarla. En este caso, el motivo sería obvio: impedir que el ladrón pueda acceder a la aplicación y desinstalarla, con lo que el usuario perdería contacto con el dispositivo.

El problema es que no todas las aplicaciones que instalamos en nuestro teléfono tienen la opción automática de ocultarlas, con lo que es necesario, en muchos casos, recurrir a otros trucos para que aquellas aplicaciones que no queremos que sean visibles a ojos ajenos no aparezcan en el cajón de aplicaciones.

La opción más básica: el uso de contraseña


Uno de los trucos más básicos para proteger una aplicación, independientemente de que esté oculta o no, es el uso de una contraseña. De esta forma, cuando una persona ajena quiera entrar en aplicaciones tan privadas como Telegram o Gmail, el acceso se le deniegue a no ser que introduzca correctamente la contraseña. En este caso, sí que se podrían ver las aplicaciones que el usuario tiene, pero aumentaría la privacidad porque no sería posible acceder a las mismas.

A pesar de que esta opción es bastante útil, puesto que también permite proteger fotos, vídeos y demás material multimedia con una contraseña, esta solución puede resultar incómoda, puesto que el propio usuario tendrá que introducir la contraseña cada vez que quiera acceder a un determinado contenido. No obstante, en muchas ocasiones puede resultar muy útil que, además de una aplicación de bloqueo del teléfono de las más habituales, también haya una segunda barrera que proteja aquel contenido sensible o más personal.

Cómo mantener la privacidad en tu teléfono Android

Cómo ocultar las aplicaciones o poner una contraseña


Al contrario de lo que podría parecer, no existe una función en todos los teléfonos que permitan hacer las mismas cosas, ni una aplicación que proteja completamente la privacidad del usuario con su instalación. Sin embargo, hay pequeños trucos que se pueden tener en cuenta para aumentar la seguridad y la privacidad en un teléfono móvil.

Antes de comenzar, es necesario tener en cuenta que algunos teléfonos móviles ofrecen ciertos mecanismos de protección. Un mecanismo bastante conocido es aquel que permite al usuario configurar dos contraseñas de desbloqueo. La primera es para uso personal y la segunda para uso público. En el caso de que el usuario quiera prestar el teléfono o utilizarlo en ciertas situaciones, puede simplemente introducir la segunda contraseña, de forma que las aplicaciones y la información escogida que se hayan elegido previamente queden bloqueadas, y sean inaccesibles hasta que se introduzca la primera de las claves en la pantalla de desbloqueo.

En este caso, es cuestión de mirar en el apartado 'Ajustes > Seguridad' del teléfono para saber de qué forma podemos explotar al máximo estas características.

Uso de aplicaciones como Applock


Applock es una aplicación que se puede encontrar fácilmente en Google Play de forma gratuita, aunque con publicidad (que puede eliminarse pagando), que tiene dos funciones: guardar información, fotos, vídeos y documentos de forma que sea necesario introducir una contraseña para verlo; y proteger la iniciación de ciertas aplicaciones, otra vez gracias a una contraseña.

Esta aplicación es interesante porque está, en sí misma, protegida por un PIN numérico, y dentro de ella podemos insertar fotos y vídeos. Esta aplicación, además, permite que se oculte del cajón de aplicaciones, manteniendo una forma muy curiosa de iniciarse. Dado que la aplicación no se muestra en nuestro teléfono, para lanzarla debemos abrir la aplicación para llamar por teléfono, marcar almohadilla y el PIN numérico que hayamos puesto, y darle al botón de llamada. De esta forma se abrirá la app.

A pesar de que esta aplicación es muy útil para insertar contraseñas a todo aquel contenido que queramos mantener oculto, no permite ocultar otras aplicaciones que no sea la propia Appblock. De forma que hay que buscar otras alternativas.

Ocultar las aplicaciones con Nova Launcher


Esta aplicación permite ocultar aplicaciones para que no aparezcan en el cajón, permitiendo que las aplicaciones ocultas se inicien a través de una búsqueda en la barra que aparece en la pantala de inicio. De esta forma, podemos mantener escondidas aquellas aplicaciones que no queramos que terceras personas vean.

Cómo mantener la privacidad en tu teléfono Android

Esto se hace de una forma muy simple. Basta con ir a la 'Configuración' de Nova Launcher, pulsar en 'Aplicaciones' y presionar en 'Ocultar aplicaciones'. En ese menú seleccionaremos aquellas que queramos ocultar.

El problema de esta aplicación es que esta función sólo está disponible en la versión de pago, con lo que no hay una alternativa gratuita real. Algunas alternativas que permiten esconder las aplicaciones que no queramos que se manifieste necesitan root, y otras fuerzan la aplicación a que se cierre cada vez que no la estemos usando. De esta forma, no nos llegarán notificaciones, porque no se estará ejecutando en segundo plano.

Aun así hay que tener en cuenta que ninguna de estas alternativas es una solución perfecta que asegure una completa privacidad con respecto a nuestros dispositivos. Cualquiera podría meterse en los 'Ajustes' y ver las aplicaciones que tenemos instaladas, de forma que aunque no aparezca en el cajón principal, sí que se sepa que están ahí.

Por tanto, es necesario prestar atención a las claves de seguridad que ponemos para desbloquear nuestro dispositivo, así como a los métodos que utilizamos para encriptar la información. A pesar de que estos métodos no sean perfectos, es mejor tener algún método que se pueda utilizar para prevenirnos frente a posibles intervenciones.

Comentarios

Sin comentarios